Artículos Destacados

  • Mi Gin Tonic Preferido
  • Gin Tonic Perfecto Hendrick's (Revisited)
  • Gin Tonic Limón G'Vine Floraison
  • Gin Tonic Triple Cítrico Bulldog
  • Gin Tonic Perfecto Bombay Sapphire
  • Gin Tonic Perfecto Gin Mare
  • Gin Tonic Perfecto Beefeater 24
  • Gin Tonic Perfecto Tanqueray Nº Ten
  • Gin Tonic Perfecto Brockmans
  • Gin Tonic Perfecto Bloom
  • Gin Tonic Perfecto Fifty Pounds (Moderno)
  • Gin Tonic The London Nº 1 Blue Night

Aburridos. Alcoholic Architecture o el Gin Tonic respirable

La noticia de hoy ya no es noticia. Me explico. Se trata de un proyecto que se llevó a cabo hace más de un año en Londres pero que ya no está activo. Una de esas extrañas experiencias, que buscan más llamar la atención, y hasta cierto punto provocar, que persistir en el tiempo.

Como curiosidad la incluimos en el blog, pero, como no acabamos de entender la finalidad de la misma, la situamos en la mejor sección que tenemos para este tipo de cosas: Aburridos, para cuando no tenemos nada mejor que hacer.

Estaba desarrollada por Bompas and Parr, empresa especializada en crear experiencias gastronómicas apoyadas por las últimas tecnologías. ¿En qué consistía?, en respirar Gin Tonic. ¿?. Sí, habéis leído bien. No se trataba de degustar un elaborado Gin Tonic o de asistir a una clase magistral de preparación del mismo. Se basaba en inhalarlo como si estuviésemos en plena naturaleza disfrutando de aire puro y fresco.

Veamos tras el salto un poco más en profundidad esta excéntrica (por no denominarla de otra manera) idea.

Alcoholic Architecture

Durante el segundo trimestre de 2009, en el Soho de Londres, en un local de aspecto tradicional al exterior pero completamente innovador en su interior, se llevaba a cabo esta peculiar iniciativa gintonizer.


Mediante un proceso calibrado por científicos que medían la potencia del resultado, Sam Bompas y Harry Parr, creadores del proyecto, vaporizaban la ginebra y la tónica, convirtiéndola en una densa niebla respirable en la que el cliente se introducía y disfrutaba (¿seguro?) de una nueva experiencia con el Gin Tonic.


Por poco menos de cinco euros, el consumidor era ataviado con un impermeable con el que se sumergía, por decirlo de alguna manera, dentro de una copa gigante de Gin Tonic. Todo comenzaba a partir de un sugerente cartel que indicaba Walk in cocktail. Durante un periodo máximo de una hora, bajo el atento control de personal sanitario, se procedía al consumo, vía inhalación, del equivalente a una copa de ginebra y tónica por el método tradicional.


En los siguientes vídeos tenéis una muestra de lo que os podíais encontrar en Alcoholic Architecture (a juzgar por los vídeos, demandantes de la experiencia no había pocos):



Bueno, pues eso es todo por hoy. ¿Qué os parece?, ¿estamos lo suficientemente locos o aburridos?.

Tenéis más información de los proyectos de Bompas and Parr en su página web: Bompas and Parr

1 comentario:

  1. es una experiencia, pero con lo riiicccooo que está bebiéndolo, que desperdicio!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...