Artículos Destacados

  • Mi Gin Tonic Preferido
  • Gin Tonic Perfecto Hendrick's (Revisited)
  • Gin Tonic Limón G'Vine Floraison
  • Gin Tonic Triple Cítrico Bulldog
  • Gin Tonic Perfecto Bombay Sapphire
  • Gin Tonic Perfecto Gin Mare
  • Gin Tonic Perfecto Beefeater 24
  • Gin Tonic Perfecto Tanqueray Nº Ten
  • Gin Tonic Perfecto Brockmans
  • Gin Tonic Perfecto Bloom
  • Gin Tonic Perfecto Fifty Pounds (Moderno)
  • Gin Tonic The London Nº 1 Blue Night

En corto. Pasión por el Gin Tonic, desde Planeta Hedonista.com

Un trabajo excelente. No tenemos otra definición para lo que os proponemos a continuación. Desde Planeta Hedonista.com, revista online de vinos, espirituosos, cigarros puros y viajes, de la mano de Jesús Bernad, director de la misma, os traemos un resumen del mundo de la ginebra y... ¡25! videocatas de algunas de las premium más actuales. Sí, habéis leído bien, 25 videocatas en detalle, si buscabais una cata de alguna ginebra y la preparación de algún Gin Tonic con la misma, aquí la podéis encontrar, en vídeos de alta calidad y con toda la profesionalidad de Jesús Bernad.

No podemos menos que felicitar al autor y a la revista, porque el artículo merece la pena de verdad. Lo marcamos como de lectura - visionado imprescindible para todos los amantes de la ginebra. Os dejamos con el mismo tras el salto, reiteramos nuestras más efusivas felicitaciones.

Pasión por el Gin Tonic

La copa más sofisticada y exitosa del momento en España es el gintonic, moda que ha supuesto la llegada a nuestro país de más de 240 marcas de ginebras, muchas de ellas de categoría Premium, junto a la introducción de numerosas tónicas de alta gama.

España se ha convertido en un gran bebedor de esta popular bebida espirituosa, siendo en la actualidad el primer consumidor per cápita de Europa y el tercero del mundo, disfrutado un auge inusitado este combinado formado por ginebra y tónica: su majestad el gintonic.

Videocatas

Beefeater 24


Bols


Bombay Sapphire


Broker's


Bulldog


Junípero


Gin Mare


G'Vine


Hendrick's


-Ish


Magellan


Martin Miller's


Mombasa


Gin Nº 3


Seagram's


Citadelle


Larios 12


The London Nº 1


Xoriguer


Tanqueray Nº Ten



El origen de la ginebra.

La ginebra es un destilado de cereales aromatizado con bayas de enebro, juniperus comunis, y su nombre proviene de la palabra holandesa genever, que significa enebro. Su origen se remonta al siglo XII, cuando unos monjes italianos crearon esta bebida como un medicamento para combatir la peste bubónica. El genuino nacimiento de la ginebra se atribuye al profesor de medicina holandés Sylvius, que en el siglo XVII fue el precursor de macerar en alcohol las bayas de enebro, conocidas desde la antigüedad por sus virtudes diuréticas.

La primera vez que fue embotellada la conocida como aqua juniperi fue en 1575, cuando el fabricante holandés Ervin Lucas Bols, creó su famosa marca, existente todavía en la actualidad. Pero aunque los holandeses fueron sus creadores, los ingleses fueron sus mayores difusores, convirtiéndose en la bebida nacional. Estos últimos conocieron la popular bebida durante la Guerra de los Treinta Años, bautizándola como “coraje holandés”, por el ánimo que infundía en la batalla.

En Gran Bretaña se popularizó tanto el consumo y su destilación ilegal, que llegó a generar revueltas y borracheras generalizadas, hasta que la subida de impuestos impulsó la creación, en la capital británica, de un estilo más seco y de mayor calidad, conocido como London Dry Gin. Fue un farmacéutico inglés su inventor, James Burrough, creador de una fórmula magistral en 1895, cuya ginebra es muy conocida: Beefeater, inspirada en los famosos guardianes de la Torre de Londres.

Los botánicos.

El principal orgullo de los productores de ginebras es el número de botánicos que intervienen en su elaboración, originariamente entre cinco a seis, aunque en la actualidad, algunas poseen hasta veinte ingredientes. Por botánico debemos entender a las distintas plantas, hierbas, especias y frutas que realizan su maceración con alcohol neutro al que ceden sus aromas, y es imprescindible en su composición las bayas de enebro, de carácter resinoso.

Bayas de enebro

El perfume cítrico de la ginebra y sensación refrescante se debe a las frutas cítricas, concretamente a los aceites esenciales de la piel desecada del limón, naranja dulce y amarga, pomelos y limas. Y como complemento a estos botánicos, se le añade exóticas especias como coriandro, canela, comino, cardamomo, pimienta, granos del paraíso, nuez moscada; y plantas como hinojo, regaliz, casia, cilantro, y un sin fin de perfumes naturales procedentes de Europa, África, Asía y America.

Destilación y tipos de ginebras.

La ginebra holandesa suele tener menos componente botánicos que la London Dry Gin, y una vez macerados estos, el vino de malta se destila en pequeños alambiques de cobre, obteniendo un aguardiente aromatizado de unos 52º de graduación, al que se le añade agua edulcorada, por lo que suele ser dulce; este proceso puede culminar con la madurez en barricas de roble durante unas semanas ó meses, adquiriendo un ligero tono dorado.

El tipo de ginebra London Dry Gin, es originaria de Londres pero que se elabora en la actualidad en numerosos países como España, Francia o Estados Unidos. Se caracteriza por ser seca (dry) y de gran pureza, por ser destilada en grandes alambiques continuos, y utilizan tres tipos de cereal en su elaboración: centeno, maíz y cebada. Mientras la Geneva holandesa se suele comercializar entre 35º y 40º, la ginebra británica suele tener entre 40º y 47º de alcohol, y su consumo es principalmente en combinados, como el popular Gintonic o en célebres cocteles como el Dry Martini.

Alambique de cobre

Principales países productores.

En estos momentos se encuentran en nuestro país más de 240 marcas de ginebras importadas de todo el mundo, y aunque los principales países productores siguen siendo Holanda y Gran Bretaña, encontramos Gins de Francia y Estados Unidos, sin olvidarnos de las populares marcas españolas.

Holanda mantiene su estilo de ginebra con fuerte sabor a cereal malteado, con pocos elementos botánicos y de suave dulzor, como la famosa Bols Genever. De Gran Bretaña nos llegan numerosas ginebras clásicas, de gran pureza por su destilación y con marcado carácter del enebro. Las mas tradicionales suelen tener unos seis botánicos, aunque las más sofisticadas se elaboran con una docena. Marcas tan conocidas como Tanqueray Ten, Beefeater 24, The London Nº 1, Hendrick’s, Broker’s, Mombasa, Bulldog, la Nº 3 London Gin, Martin Miller’s, o la novedosa –Ish.

De Estados Unidos encontramos en nuestro país ginebras clásicas como la Seagram’s, que madura en barricas, y otras muy innovadoras y de gran cuerpo como la Junipero y la Nº 209, mientras de Francia nos llegan propuestas tan interesantes como la Citadelle, Magellan, ó G’Vine. 

Y no debemos olvidar que España tiene una larga tradición de destilar ginebras, como lo demuestra la menorquina Xoriguer (que cuenta con Denominación de Origen), o la muy conocida Larios 12, sin olvidarnos de creaciones más recientes como la ginebra de carácter mediterráneo Gin Mare.

Origen de la tónica.

Los conquistadores españoles conocieron la quinina en America; cuenta la leyenda que la condesa de Chinchón, encontrándose con fiebres tropicales en el Virreinato de Perú, le recetaron una milagrosa medicina del Árbol de la Fiebre, de donde se obtenía la quinina que combatía la malaria.

Pero no fue hasta 1783, que el joyero alemán Johan Jacob Schweppe, inventa un sistema eficaz de introducir burbujas de gas carbónico en el agua envasada en botella. La compañía por él fundada se traslado a Londres, donde elaboraba agua con gas y luego sodas de frutas, que hicieron furor. No fue hasta 1870, cuando el gran crecimiento de los jarabes medicinales, a la compañía Schweppes se les ocurrió añadir quinina a la soda carbonatada de naranja para producir agua tónica; una bebida que además de ser refrescante era un medicamento eficaz para combatir el paludismo.

Donde nace el gintonic.

Copa de Gin Tonic sofisticado

El gintonic fue un invento fruto de la casualidad, cuando a principios del siglo XIX los soldados británicos destinados a la India, utilizaban la corteza de la quinina con agua y azúcar, para combatir la malaria. Pero como el sabor de la quinina es muy amargo, le empezaron a añadir una chorrito de ginebra, y de esta forma nace este refrescante combinado.

El gintonic esta considerado como un excelente digestivo por la singular combinación de sabores amargos, dulces y anisados presentes en esta copa, que ayuda a la digestión.

Trucos para elaborar el gintonic perfecto.
  • Lo primero es utilizar una copa de balón para que quepa bien todo el combinado, y desterramos los nefastos vasos de tubo, donde no se mezclan ambas bebidas en la proporción idónea.
  • Los hielos que utilicemos deben ser trasparentes y estar muy fríos. Se sirven unos 5 o 6 hielos, y se mueven en la copa para enfriarla. Si los hielos no estuvieran suficientemente fríos, hay que quitar el agua que se desprende.
  • Luego se vierte la ginebra sobre los hielos, unos 2 cl. si es para copa de aperitivo y un máximo de 5 cl. si es para degustar tras una comida.
  • Cuando utilicemos frutas cítricas, estas debe ser lo más frescas posibles, y utilizamos la piel exterior para aportarle sus aromas, ya que la parte interior blanca es muy amarga. El gintonic clásico sólo lleva una piel fina de limón, exprimida encima de la ginebra, para que sus aceites esenciales perfumen la copa.
  • No debemos de abusar del zumo de limón o lima directamente en la copa, pues al ser ácidos provocamos que se escapen las burbujas de gas carbónico a la atmosfera con máyor rapidez.
  • Por último servimos muy lentamente la tónica fría (entre 3 y 5º C, para que conserve todo el gas), inclinando un poco la copa, para evitar que pierda su burbuja, y se remueve lentamente con la varilla. Aunque los mejores barmans en España consideran que lo idóneo es servir la tónica por la varilla para que se integre mejor en la copa.
Una copa de gintonic nos proporciona unos 15 minutos de disfrute, manteniendo plenamente su sabor durante este tiempo, antes de empezar a aguarse.

Podéis leer este excelente artículo y otros de igual calidad en: Planeta Hedonista

2 comentarios:

  1. Interesante por ver la cata de tan variadas ginebras y con qué aliños combinan bien, pero las preparaciones son cuando menos discutibles: En la Beefter24 mete una rodaja de pomelo que parece una rueda de carro, y en la Saphire exprime completamente una cuña de lima... gñeh.

    ResponderEliminar
  2. Agradecer a Jesus Bernard por sus catas, con las cuales suelo coincidir en la mayoria de las ocasiones. Un lujo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...