Artículos Destacados

  • Mi Gin Tonic Preferido
  • Gin Tonic Perfecto Hendrick's (Revisited)
  • Gin Tonic Limón G'Vine Floraison
  • Gin Tonic Triple Cítrico Bulldog
  • Gin Tonic Perfecto Bombay Sapphire
  • Gin Tonic Perfecto Gin Mare
  • Gin Tonic Perfecto Beefeater 24
  • Gin Tonic Perfecto Tanqueray Nº Ten
  • Gin Tonic Perfecto Brockmans
  • Gin Tonic Perfecto Bloom
  • Gin Tonic Perfecto Fifty Pounds (Moderno)
  • Gin Tonic The London Nº 1 Blue Night

En corto. Postres de Gin Tonic (II)

Hacía tiempo que no traíamos al blog una receta culinaria. Tras el Gin Tonic de gelatina, las ostras al Gin Tonic y los postres, ha pasado un largo espacio de tiempo sin que retomemos este camino. Sin salir de la variedad del último capricho de la comida, nos gustaría mostrar tres recetas que nos han encantado por su presentación y originalidad.

La primera de ellas, apetece tomarla solo con ver la presentación, con forma perfecta de cubitos se nos muestra cómo elaborar un Gin Tonic gelatinizado con sorbete de limón, quizás el postre más clásico relacionado con nuestro combinado favorito, pero con una presentación espectacular. De la mano de Recetas de Carlos.

La segunda, en vídeo, tiene un resultado tan sugerente como su propio nombre indica; Fresas escarchadas con gelatina de Gin Tonic. Pertenece a la página de recetas RecetasNet

La última, pertenece a la revista semanal ¡Hola!, y usando como base Bulldog nos muestran cómo preparar un refrescante helado de Gin Tonic.

Podéis disfrutarlas tras el salto.

Gin Tonic gelatinizado con sorbete de limón

Para la gente que le gusta el Gin&Tonic este es un postre curioso, por la textura distinta a la hora de tomarlo. Esta es una versión simplificada del postre que pone Pedro Subijana en su restaurante.

Ingredientes

10 cl. de Ginebra
1/3 de litro de Tónica
5 hojas de gelatina
Sorbete de limón (aquí está la receta)

Elaboración

1) Ponemos las hojas de gelatina a remojo, en agua fría.

2) Ponemos a calentar la mitad de la tónica en un cazo, escurrimos las hojas de gelatina (cuando se hayan ablandado), las incorporamos a la tónica y las deshacemos.

Es importante que no llegue a hervir. De todas formas, moviendo un poco (suavemente para evitar que se vaya el gas del todo) conseguiremos que se deshagan pronto las hojas de gelatina.

3) Ponemos el resto de tónica en un bol, incorporamos la ginebra y añadimos la tónica con la gelatina disuelta

De nuevo, tenemos cuidado al mover y al poner la tónica, para evitar que se quite todo el gas.
4) Dejamos que se haga la gelatina en la nevera.

Presentación

Una forma de presentarlo es como en la foto, cortando la gelatina en forma de cubos (para simular los cubitos de hielo) y poniendo un poco de sorbete de limón "rascado" con la cuchara al lado, simulando un granizado. El limón complementará los sabores que se tienen en un Gin&Tonic.


Otra forma de presentación podría ser poniendo los cubitos de gelatina en una copa de martini, rellenando con el sorbete de limón un poco deshecho (de todas formas, se deshará en la propia copa).

Comentarios

No hay que creer que es poca ginebra la que se pone, puesto que la proporción está bastante bien. Sin embargo, siempre se puede "cargar" un poco más.

Fresas escarchadas con gelatina de Gin Tonic


Helado de Gin Tonic

Hace unos meses, coincidiendo con la Boda Real entreGuillermo de Inglaterra y Catherine Middleton, te contábamos cómo preparar en casa uno de los cócteles con mayor acento británico: el Gin Tonic. Un combinado que vive en la actualidad uno de sus momentos más álgidos de popularidad y que hoy queremos proponerte en forma de refrescante helado.

Una receta sencilla que nos llega de la mano de la exclusiva marca de ginebra londinense Bulldog, y con la que podrás sorprender a los tuyos durante las fiestas y veladas veraniegas... ¡en tan sólo cinco pasos!. Toma primero nota de los ingredientes necesarios: 

300 gr. de azúcar; 240 ml. de agua caliente; 50 ml ginebra Bulldog; 480 ml. de tónica; el zumo y la ralladura de 2 limones o limas y 1 clara de huevo. 


Elaboración

1. Se disuelve el azúcar en el agua y se deja enfriar. 
2. Se mezcla la ginebra, la tónica, así como el jugo y la ralladura. 
3. Todo el contenido se vierte en un recipiente con tapa y se lleva al congelador. 
4. Cuando está casi sólido, se rompe con la batidora y se añade la clara de huevo batida. 
5. Se congela de nuevo y se sirve adornado con unas hojas de menta.

Os recomendamos la visita a las tres páginas para enriquecer vuestra sabiduría gastronómica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...